4 may. 2011

Google lanza en España su servicio de comercio electrónico

Para poner en contacto a consumidores y empresas
Google ha lanzado en España ‘Google Shopping’, un servicio para que los usuarios puedan encontrar información sobre productos, comparar sus precios y características y acudir a la página web de las tiendas que disponen de ellos. Google Shopping presenta de momento una versión de prueba y ha sido activado también en Italia y los Países Bajos.
Este servicio, ya utilizado en otros países, como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania o Francia, bajo el nombre de Google Product Search, permite que vendedores y consumidores se pongan en contacto a tiempo real, localizando productos o bien realizando la búsqueda directamente desde el buscador de Google.
La compañía Google pretende así consolidarse en el comercio electrónico y aprovechar el desarrollo de un sector clave.
La mecánica es la siguiente: se introduce el producto a buscar, los usuarios ven fotos y los enlaces a las tiendas que los venden, además, una comparativa de precios.
Al hacer click en el enlace, el usuario será dirigido al sitio web donde puede comprar el producto. Una vez elegido el producto, la compra finaliza en el sitio web del anunciante, de tal manera que Google no interviene en el proceso de compra.
Los filtros situados en el margen izquierdo de la herramienta, permiten que los usuarios puedan delimitar los resultados. Se pueden filtrar, por ejemplo, por intervalo de precios o por marca para así facilitar la localización.
La forma en la que se ordenan los resultados en este nuevo servicio de Google procede de la acción automática del software de clasificación de Google, sin aceptar pago alguno por incluir productos en los resultados de búsqueda ni tampoco ofrecer sitios de los vendedores en mejor posición si son anunciantes o si ofrecen dinero a cambio de una mejor posición de resultados.
Además, los usuarios tienen la oportunidad de consultar las características del producto y los comentarios sobre él hechos tanto por otros usuarios como por especialistas que los han evaluado. Entre las ventajas que ofrece a los usuarios se encuentran la capacidad de encontrar y comparar los productos, conocer sus características, encontrar el mejor precio y saber dónde comprarlo.
En el año 2010, la venta online generó 9.900 millones de euros y en la actualidad ya hay 10,4 millones de compradores online. Para el año 2011 se estima que el comercio electrónico tenga un crecimiento del 20%. Entre los productos más consumidos a través de venta online se encuentran, en primer lugar, los billetes de transporte, seguidos por las reservas en alojamientos y las entradas para espectáculos.