8 abr. 2011

Retail Connections 2011

Celebrado en Londres, el encuentro reunió a más de 100 empresas del retail en Europa, promotores, operadores y comercializadores aprovecharon el día para hacer negocios
 
El pasado 31 de marzo tuvo lugar el Retail Connections 2011, organizado por el International Council of Shopping Centers en el Business Design Centre de Londres. Acudieron 26 expositores, entre ellos se encontraban empresas promotoras y consultoras que presentaron tanto sus centros ya abiertos como sus proyectos.
 
La idea era que todos los operadores que se dieron cita allí y otros profesionales interesados pudieran, en tan solo un día, tomar contacto y reunirse con los promotores que disponían de un stand y unas salitas para tal efecto.
 

Representantes de 200 empresas de la industria del retail se encontraron en el evento. Durante la jornada, hubo muchas reuniones, incluso se llegó a algún acuerdo, como reconocían algunos promotores. Thomas Meager, director de Property de un retailer de rápida expansión como es Primark y miembro del European Advisory Board, afirmaba: “Todo el mundo estaba allí para hacer negocios y todo el mundo pudo estar allí porque todo es muy sencillo. No hay grandes stands por lo que es fácil moverse”.
 
Según los organizadores, “lo interesante de la propuesta es que, en un solo día y en un solo lugar, los promotores que buscan alquilar sus espacios comerciales y los operadores que buscan sitio para instalarse pueden reunirse y hacer negocios”.
 
Klaus Striebich, director general de Leasing en ECE Projektmanagement y presidente del grupo europeo de Leasing del ICSC, apuntaba: “El mercado de los Centros Comerciales está reviviendo de nuevo y esto es evidente por la amplitud y calidad de los operadores que han asistido. Grandes equipos de retailers como los de Abercrombie & Fitch, Gerry Weber y Deichmann, entre otros, hablaron sobre sus planes de expansión con los equipos de leasing de los Centros Comerciales de toda Europa.
 
Todo consiste en agilizar los trámites. Cada participante disponía de una documentación con todos los nombres y cargos del resto de asistentes y, el ir perfectamente identificados hacía posible que los encuentros fueran muchos. Además de los stands con salas privadas, el Business Design Centre contaba con unas mesitas en el centro de la feria que estuvieron ocupadas todo el día. Portátiles, iPads, smartphones, folletos en papel, transparencias, todo encima de la mesa para que cada uno pudiera mostrar sus cartas.