15 abr. 2011

La apuesta por el cambio

Todo un mundo de nuevas propuestas se abre camino. Algo se mueve en el mundo del retail, que no quiere permanecer condenado a las consecuencias de la crisis. Los operadores textiles y de moda son clave dentro del negocio. Y es que siguen siendo una baza segura para los Centros Comerciales.

Fragos, pilar empresarial de Marasil, se fundó en 1987 y desde entonces ha sido activa y exitosa en el campo del diseño de ropa de niños, la fabricación y también en operaciones de venta al por menor. La sede de la compañía se encuentra en el número 423 de la avenida Vouliagmeni, en el centro de Atenas. Actualmente la red Marasil se compone de 480 puntos de venta en más de 65 ciudades en 10 países diferentes. Cuentan con tiendas en lugares céntricos prime, Centros Comerciales, mercados de alto volumen en calle o parques comerciales.


Diseñan, producen y distribuyen la crème de la crème de la ropa de moda infantil, y otros productos para niños, dirigidos a un cliente moderno que exige calidad y estilo, poniendo a los niños en el papel protagonista de la vida cotidiana. Consideran que la moda infantil es una expresión. Las tendencias de moda se aplican a las necesidades de estilo contemporáneo de Marasil con las especificaciones de calidad más estrictas. Su objetivo para los próximos cinco años es fortalecer y desarrollar su red de tiendas mediante el sistema de franquicias y para ampliar aún más en el mercado europeo e internacional –en la actualidad están presentes en Italia, Alemania, España, los Países Bajos, Egipto, Rusia, Chipre, Arabia Saudí, Emiratos Árabes y Líbano–. La ropa de Marasil se presenta en tres colecciones básicas: recién nacido, bebé y kid. Su calidad es el resultado de muchos factores: conocimiento, experiencia, especialización, organización, planificación y manufactura y, sobre todo, la dedicación y el cuidado del producto.