28 jul. 2011

ANGED alerta sobre el intervencionismo que paraliza la inversión y el empleo

Defiende un modelo de estado sostenible que prime la unidad de mercado

Para el presidente de ANGED, Juan Manuel de Mingo, la actual situación económica y social no es “sostenible por más tiempo”. Por ello, planteó ante la Asamblea Anual de la Asociación un conjunto de siete líneas de actuación para que la sociedad recupere la confianza y el “orgullo de país”.

Entre ellas, además de impulsar la unidad de mercado, recuperar el prestigio y la independencia de las instituciones, liberalizar la economía con una política rigurosa, estable y previsible.

 
Juan Manuel de Mingo propuso poner coto al “frenesí regulatorio” que ahoga la iniciativa empresarial y reivindicó el papel del empresario como agente activo del crecimiento y de la creación de riqueza y del empleo.

Las ventas de las empresas representadas por ANGED, Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución, alcanzaron en 2010 los 40.350 millones de euros, de los que 39.459 millones se obtuvieron en el negocio en España, con un descenso del 1,2% sobre las cifras del año anterior.

Al cierre de 2010, las empresas de distribución contaban con 237.682 empleados, prácticamente la misma cantidad que el año precedente y con una mejor evolución que en el conjunto del sector, donde el empleo cayó casi un 1%. El 83% de los trabajadores de ANGED tienen contrato fijo, casi ocho puntos por encima de la media de la economía.

La relación entre ventas y empleo refleja igualmente la posición competitiva de las grandes empresas de distribución, puesto que si en el primer caso representan el 19,6% del conjunto del sector minorista, en el caso del empleo suponen el 13,1%, lo que indica tasas de productividad por encima de la media del comercio minorista.

Juan Manuel de Mingo recordó que las empresas asociadas a ANGED han desarrollado una estrategia de responsabilidad en una doble dirección: reducciones considerables de precios para aliviar a las familias el coste de la cesta de la compra y desarrollo de instrumentos de financiación, puesto que las grandes empresas de distribución sostienen más del 60% del crédito al consumo en un momento en que el sistema financiero ha sido absolutamente restrictivo.

Asimismo, ANGED reclama al Gobierno que de curso a los cambios anunciados para agilizar la declaración de zonas turísticas, lo que permitiría a las grandes empresas de distribución un mayor margen de aperturas en festivos para ofrecer un servicio integral a los turistas, medida que, además, contribuiría a crear empleo.

En su intervención ante la Asamblea, el presidente de ANGED abogó por acometer las reformas estructurales que necesita la economía española en materia de educación, sanidad, Seguridad Social, sistema financiero y energía, pero, de manera especial, la relativa al mercado laboral, una de las causas de que más obstaculizan la capacidad de desarrollo económico y el crecimiento del empleo.